Desciende la incidencia de la COVID-19 en Euskadi tras varias semanas al alza

  • Al margen de los “picos” y “valles” característicos también de otras infecciones respiratorias, lo esencial es que gracias a la vacunación  y al efecto menos grave de las actuales variantes, el impacto de la COVID-19 se ha reducido de forma significativa 

Tras varias semanas de aumento continuado, la incidencia de COVID19 ha registrado un descenso en la última semana (entre el 10 y el 16 de junio), mientras se mantienen en valores bajos y estables tanto la circulación del virus de la gripe como los diagnósticos de bronquiolitis. Así lo confirma el último informe de vigilancia de Infección Respiratoria Aguda (IRA) de Euskadi, dado a conocer hoy por el Departamento de Salud del Gobierno Vasco. A pesar de ello, es preciso continuar monitorizando la situación para asegurar que el descenso observado se consolida en las próximas semanas.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que la COVID19, como otras infecciones respiratorias presentes también entre la población, presenta a lo largo del año momentos de mayor y menor actividad. Pero independientemente de esos “picos” y “valles”, lo fundamental es la constatación de que gracias a la vacunación y a la propagación de variantes que producen una menor gravedad de la enfermedad, el impacto de la COVID-19 se ha reducido de forma significativa.

Precisamente, esa menor gravedad y la actividad estacional han llevado a la Organización Mundial de la Salud y al Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades a recomendar su vigilancia de forma conjunta con otros virus respiratorios, un aspecto en el que el Departamento de Salud del Gobierno Vasco lleva trabajando desde la temporada pasada.

No obstante, el Departamento de Salud insiste, una vez más, en la importancia de mantener las medidas individuales de prevención, como ventilar bien los espacios compartidos o el uso de mascarilla tanto si se presentan síntomas compatibles con la COVID-19 como ante población de riesgo. 

Datos del informe de la semana 24

Respecto al informe de la última semana, la número 24, que abarca desde el 10 al 16 de junio, la reducción de casos de COVID-19 que registra se produce tanto en la atención primaria como en la hospitalaria. Aun así, y como se ha señalado anteriormente, para asegurar un cambio de tendencia habrá que esperar a ver la evolución de la enfermedad durante las próximas semanas.

En la red de Atención Primaria, la tasa de IRA ha sido de 269,9 casos por 100.000 habitantes, frente a los 279,4 por 100.000 habitantes de la semana 20. Las tasas de síndrome gripal y de bronquiolitis en Atención Primaria se mantienen estables en valores bajos. 

Se han confirmado el 67,3% de las 55 muestras vigía enviadas al laboratorio de microbiología, detectándose 16 SARS-CoV-2 (positividad, 1,8%) y ningún Virus Respiratorio Sincital (VRS). También se han detectado 12 rinovirus y 4 virus parainfluenza.

La tasa de IRA grave en la red hospitalaria de Osakidetza ha sido de 10,4 casos por 100.000 habitantes, frente a los 11,7 por 100.000 habitantes de la semana 20.

En la última semana, el Sistema de Información Microbiológica de Euskadi ha registrado 279 SARS-CoV-2, 9 virus de la gripe y 2 VRS.

Tags: , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *